La respuesta es Dios

17,50 

Una mano anónima dejó plasmada en un muro de una ciudad indeterminada el siguiente mensaje: La respuesta es Dios. Alguien anotó un poco más abajo. Y ¿cuál es la pregunta? Son muchos los problemas con los que nos encontramos a lo largo de nuestra existencia y a los que buscamos infinidad de respuestas cada cual más insatisfactoria, porque el problema fundamental al que hemos de hallar solución es el sentido de nuestra existencia: ¿Qué somos y por qué y para qué somos?

Autor: Ramón Domínguez Balaguer
Nº. Páginas: 272
ISBN: 978-84-999401-9-4

- +