La verdad os hará libres

18,00 

La historia no sería tal como la conocemos sin la presencia de la Iglesia, sólo que a diferencia de otras realidades humanas, sean de tipo religioso, social o político, la Iglesia, al igual que Israel, no viene de los hombres sino de Dios. Y ha sido puesta por el mismo Dios con una finalidad específica: ser la luz que ilumina al mundo y la sal que preserva de corrupción a la tierra. Al igual que Israel, la Iglesia existe por iniciativa divina y está al servicio del mundo. No se debe a sí misma ni vive para sí sino para aquel que la creó y que la amó hasta dar la vida por ella.

Autor: Ramón Domínguez Balaguer
Nº. Páginas: 192
ISBN: 978-84-127029-3-4