Testamento de un creyente

17,50 

No se trata de una obra literaria, tampoco de teología; simplemente es la notificación de un legado, de un patrimonio común que nos pertenece, sí deseamos conseguirlo. Difícilmente logremos encontrar por los caminos del mundo una persona que esté esperando una herencia asombrosa, capaz de transformar su existencia y que no sienta alegría por ello. Mas esta afirmación, por ser cierta, debería producirnos verdadero estupor cuando consideramos la indiferencia de la humanidad creyente, ante la gesta de la muerte de Jesucristo y el anuncio de la Buena Noticia que nos otorga con su resurrección.

Autor: Eduardo Rodríguez de Vera Plazas
Nº. Páginas: 408
ISBN: 978-84-121838-8-7

- +